Cereza: propiedades y beneficios para la salud

Las cerezas son conocidas especialmente por sus propiedades desintoxicantes y antiinflamatorias. De hecho, entre sus beneficios para el organismo destaca muy especialmente por ser una fruta que ayuda a eliminar los niveles de ácido úrico en la sangre, así como su poder laxante y diurético. Además de prevenir enfermedades como la anemia, sirven para evitar la desmineralización de los huesos gracias a que tiene componentes como el hierro, el calcio y la vitamina C. Su riqueza en bioflavonas es muy útil para combatir la degeneración celular.

Cheescake veraniego con cerezas

Ingredientes
Para la base
150gr. de galletas tipo Oreo
50gr. de mantequilla deshecha
5 o 6 galletas tipo Oreo más para separar las capas

Para la Cheesecake
300 gr. de queso crema tipo Philadelphia
250 gr. de ricotta o requesón (también puede usarse Mascarpone)
400 ml. de nata para montar
130 gr. de azúcar
Ralladura de 1/2 limón
1/2 cucharadita de extracto de vainilla
100 gr. de fresas (frescas o congeladas)
150 gr. de cerezas o picotas deshuesadas y limpias
Fresas, cerezas o arándanos frescos para decorar

Elaboración

Para la base
Picar bien las galletas hasta que estén totalmente desmenuzadas. En un bol, verter el picadillo de galletas junto con la mantequilla derretida y mezclar bien para que quede una pasta.
En un molde, cubierto por dentro con film transparente (que sobresalga por los lados para poder estirar el pastel a la hora de desmoldar), verter la masa de galletas y apretarla bien para formar la base. No debe ser una capa muy gruesa (si sobran galletas, no se usan).
Meter en la nevera mientras se prepara el relleno para que endurezcan las galletas.

Para la Cheescake
En un bol grande o en el de la batidora, mezclar el queso crema, la ricotta o el mascarpone, con la nata, la ralladura del limón y el extracto de vainilla. Mezclar hasta que esté cremoso. Separar la masa en 2 partes iguales. Reservar.
En un batidora, picar las fresas y mezclarlas junto con una de las partes de crema de queso separada previamente. Verter sobre la base de galletas tipo Oreo, alisar la superficie, cubrir el molde y meter al congelador durante al menos 1 hora.
Pasado el tiempo, colocar las 5 galletas enteras reservadas anteriormente sobre la cheesecake de fresa congelada.
Triturar las cerezas y mezclar con la crema de queso restante.
Verter sobre la cheesecake de fresa y las galletas tipo Oreo.

Nota: 
Podéis guardar la cheesecake en el congelador durante al menos 1 mes o un poquito más. Antes de consumir, hay que sacarla del congelador mínimo 1 hora antes. Para desmoldar, esperar al menos 30-45 minutos. Debe descongelarse un poco para que se despegue bien de las paredes. El film transparente os será de utilidad para desmoldar si se usa un molde alto.

Receta de: cerezadeljerte.org