Alimentos para acelerar el metabolismo y adelgazar

Una de las técnicas que están marcando tendencia en la actualidad es la de acelerar el metabolismo y, más concretamente, acelerar el metabolismo de forma natural, con una dieta equilibrada y ejercicio.

¿Qué es exactamente acelerar el metabolismo?

Entendemos por metabolismo el proceso que lleva a cabo el organismo para producir y quemar energía a partir de los alimentos que ingerimos. Básicamente, respirar, pensar, hacer la digestión o incluso mantener la temperatura son funciones que dependen del metabolismo.

Para que se entienda mejor diremos que la tasa metabólica es la velocidad con la que nuestro cuerpo utiliza la energía disponible (quema calorías).

Según la creencia popular actual, acelerar el metabolismo conlleva la quema más rápida de calorías y, por tanto, la pérdida de peso (lo explicamos mejor en este artículo sobre acelerar el metabolismo para adelgazar). De hecho, al acelerarse digamos que la grasa no tiende a almacenarse en el cuerpo y por eso la persona no subiría de peso, teniendo en cuenta, no obstante, que cuando se acelera el metabolismo tendemos a tener más hambre, de modo que comemos más para cubrir las necesidades que te pide el cuerpo.

Hay algunos aspectos que pueden influir mucho en el ritmo de nuestro metabolismo y que, deberíamos tener en cuenta al plantearnos cualquier tipo de dieta y/o entrenamiento para perder peso y quemar más calorías.

Por ejemplo, el aumento de fuerza y masa muscular mediante un entrenamiento específico de fuerza, complementado con actividades de cardio tiene un papel relevante a la hora de acelerar el metabolismo. En este caso sería más adecuado hacer el ejercicio por la tarde, ya que a esas horas disminuye el metabolismo y al hacer deporte, lo aumentamos.

Alimentos para acelerar el metabolismo

Antes de pasar a mostrarte una lista de alimentos ideales para modificar tu metabolismo es preciso remarcar los siguientes consejos que deberías seguir si realmente quieres comenzar una dieta para acelerar el metabolismo:

Olvídate del azúcar (bollería, refrescos, alcohol…) El azúcar facilita el almacenamiento de grasa abdominal y si tu objetivo es perder peso deberás eliminarlo de tu dieta diaria.

Debemos evitar las grasas trans (ácidos grasos trans): congelados, helados. fritos, aperitivos, galletas, bollería, etc.

Mantenernos hidratados, debemos beber mucha agua, algunos estudios indican que beber agua fría puede ayudar a quemar más calorías, ya que nuestro organismo debe calentar el agua una vez ingerida.

Proteína. Cualquier proteína es mejor opción para el desayuno que magdalenas o galletas. Huevos, batido de proteínas o atún. No pienses solo en pollo y pescado. Es adecuado potenciar el consumo de proteína vegetal (legumbres, cereales y frutos secos). Advertir, eso sí, que el exceso de proteínas causa problemas de hígado y riñón. En nuestra sociedad tenemos a un exceso de proteínas en la dieta. En una persona en estado normal de salud lo adecuado es que las proteínas sean el 15% del valor calórico total, como máximo el 20%.
Haz más comidas, pero en menores cantidades
Pues bien, sentadas las bases para producir esa aceleración de tu metabolismo vamos a ver qué alimentos pueden ayudarte a conseguirlo, aparte de las proteínas ya mencionadas:

-Té verde
-Fruta de cualquier tipo. Preferiblemente que la fruta sea entera y no en zumos, ya que al hacer el zumo disminuye la fibra y aumentas los azúcares libres
-Alimentos ricos en omega 3 (salmón, atún)
-Alimentos picantes
-Proteínas recomendadas: pollo, conejo, pavo, pescado, soja
-Carbohidratos recomendados: patata, fruta, arroz integral, cereales

Ejemplo de dieta para acelerar el metabolismo

A continuación un ejemplo genérico de una dieta que se podría catalogar como hiperproteica. Como podrás observar no se trata de una dieta equilibrada por la escasez de hidratos de carbono. El reparto ideal de nutrientes tendría que ser 50% hidratos de carbono, 30-35% lípidos y 15-20% proteínas).

En este punto, conviene recordar que lo importante para aumentar el metabolismo es seguir unos hábitos nutricionales saludables y hacer deporte para aumentar el gasto energético.

Desayuno
Leche desnatada con cacao 0% y cereales o con una tostada de pan integral, pavo, tomate y aceite de oliva virgen extra.

Media mañana
Pieza de fruta o yogur desnatado y 5-6 almendras (o 2-3 nueces)

Comida
Combina verdura, con proteína y con una pequeña cantidad de carbohidratos. Por ejemplo, puedes tomar una ración de verdura cocida, un filete de pollo y dos cucharadas de arroz integral cocido o dos cucharadas de alubias.

Merienda
Un yogur desnatado o una pieza de fruta y frutos secos.

Cena
Verduras y proteína. Por ejemplo, una tortilla francesa de un huevo y una ensalada de lechuga y tomate. O una ración de merluza a la plancha con espárragos trigueros.

Antes de dormir
Un vaso de leche o un yogur.