Comer rápido es perjudicial para tu salud

Tomarse el tiempo para comer lentamente, saboreando cada bocado, sin distracciones, puede parecer un lujo para muchas personas que enfrentan presiones en el trabajo o en casa.

Pero ingerir alimentos con calma es fundamental para la salud, según un nuevo estudio presentado en California en la reunión anual de la Asociación de Cardiología de Estados Unidos.

Engullir la comida y devorarla con rapidez aumenta cinco veces el riesgo del llamado síndrome metabólico, un término genérico que describe enfermedades como obesidad, presión alta y niveles elevados de colesterol.

Y ello se debe a que al comer rápidamente no damos a nuestro cerebro el tiempo suficiente para registrar que estamos satisfechos.

“Cuando las personas comen muy rápido tienden a comer en forma exagerada porque no se sienten llenas”, agregó el científico japonés.

“Comer rápido causa además fluctuaciones en los niveles de glucosa que pueden llevar a la resistencia a la insulina”.

La resistencia insulínica es una alteración de la respuesta de los tejidos a la acción de la insulina que lleva a un aumento de los niveles de glucosa en la sangre.

Yamaji agregó que el síndrome metabólico es una de las causas de enfermedades cardiovasculares.