Pasta: Beneficios y Valor Nutricional

Espaguetis, macarrones, tallarines y un largo etcétera forman parte de la dieta cotidiana de muchos hogares. Todos ellos tienen en común su elaboración a partir de una masa de harina de trigo mezclada con agua y sal, aunque también se le puede añadir huevo y otros ingredientes. Así, queda una pasta que solo necesita ser cocida con agua para comer.

En la elaboración tradicional de la pasta se usa la sémola de trigo duro, que presenta mayor cantidad de gluten que el trigo común, lo que la dota de elasticidad. No obstante, es fácil hallar en el mercado pastas sin gluten.

Este producto básico de la dieta mediterránea se puede combinar con un amplio abanico de salsas, y acompañar de ensaladas y carnes. Se trata de un alimento que se ha incorporado a la dieta de la mayoría de países del mundo.

Valor nutricional (por cada 100 gramos):

Calorías: 375 kcal

Proteínas: 12 gr

Grasas: 1,8 gr

Hidratos de carbono: 75, 8 gr

Fibra: 4 gr

Calcio: 25 mg

Hierro: 1,6 mg

Magnesio: 53 mg

Zinc: 1,5 mg

Potasio: 230 mg

Fósforo: 180 mg

Propiedades:  Aunque es un producto calórico y rico en hidratos de carbono, su contenido en grasas es mínimo, por lo que, incorporado a una dieta equilibrada, es muy saludable su consumo. Si atendemos a la Fundación Española de Nutrición, se trata de una “excelente fuente de energía, no engorda y previene de la arteriosclerosis”.

Su alto valor energético lo hacen un alimento idóneo para personas que realizan una alta actividad física. Además, los hidratos son de absorción lenta por lo que la energía se libera poco a poco. Asimismo, el contenido en fibra de la pasta ayuda a regular el tránsito intestinal y combate problemas de estreñimiento.

Otra de sus propiedades se basa en generar una digestión más lenta y fácil, lo que hace que sea menos pesada.