Receta de empanada

Las empanadas son siempre muy socorridas, gustan a casi todo el mundo, las puedes preparar con antelación y son un éxito en cualquier celebración o salida.

 

Os vamos a proponer la empanada gallega, una elaboración que ha alcanzado fama internacional. En cada zona de Galicia se hace una diferente, diferentes harinas y diferentes rellenos, a cuál más rica.

 

La empanada gallega que hemos elaborado en esta ocasión es muy sencilla y una de las más conocidas, porque se trata de una empanada de atún, aunque podéis añadirle huevo cocido, aceitunas, pimientos o rellenarla de lo que más os guste, por ejemplo bacalao con pasas, zamburiñas, pulpo, sardinillas…

 

Empanada gallega

Ingredientes

 

500 gr de harina

25 gr de levadura fresca de panadería

160 ml de agua

50 ml de vino blanco

1 pizca de sal

Aceite del sofrito

1/2 kilo de cebollas

350 gr de atún (escurrido)

4 cucharadas de tomate frito

Pimentón dulce

Aceite de oliva virgen extra

1 huevo

Elaboración del relleno de la empanada gallega de atún

 

Pelamos las cebollas y picamos. Las ponemos en una sartén con aceite de oliva (no escatiméis en el aceite ya que lo vamos a necesitar para la masa) a fuego medio hasta que comiencen a transparentarse. Añadimos entonces 1 cucharada de pimentón dulce, mareamos un poco e incorporamos el atún escurrido, mezclamos bien.

 

Ya fuera del fuego, escurrimos el aceite y lo reservamos. A mí en este momento me gusta añadirle al relleno unas tres o cuatro cucharadas de tomate frito.

 

Elaboración de la masa de la empanada gallega

 

Ponemos en un cuenco amplio la harina, la sal y el vino. Calentamos un poco el agua en el microondas, disolvemos en ella la levadura y lo añadimos al resto, incorporamos también unas 8 o 10 cucharadas de el aceite del sofrito. Ya sólo nos queda amasar, si tenéis panificadora o alguna amasadora os ahorrareis hacerlo con las manos con Thermomix en un par de minutos velocidad espiga la masa estaría lista, pero si no tenéis ningún aparato podéis amasarlo con las manos. La sacamos, amasamos un poco, tapamos con un paño y dejamos reposar hasta que doble su volumen, el tiempo que tarde va a depender de la temperatura ambiente.

 

Montaje de la empanada gallega

 

Una vez que la masa ha elevado lo suficiente, amasamos de nuevo un poco con las manos y repartimos la masa en dos partes, una un poco más grande que estiramos y ponemos en la parte inferior de la bandeja del horno. Encima repartimos el relleno de forma homogénea dejando los bordes libres. Estiramos la otra parte de masa y cubrimos el relleno, recortamos el exceso de masa de los laterales y cerramos la empanada uniendo las dos partes de masa, para esto iremos cogiendo pellizquitos de masa y retorciéndolos.

 

Con la masa que nos ha sobrado podemos realizar algunos adornos

 

Batimos un huevo y le añadimos un poco de pimentón, con esto pincelamos toda la superficie de la empanada. Si en casa hay alguien alérgico al huevo podéis pincelarla con un poco de leche. Por último con un tenedor pinchamos de forma aleatoria la superficie (así la empanada podrá respirar durante el horneado). Introducimos en el horno precalentado a 200º C, bajamos a 180º C y dejamos hasta que esté dorada, en unos 30 o 40 minutos estará lista. Hay muchas personas que al sacarla del horno la pincelan con un poco de aceite de oliva virgen extra.