Receta fácil de sushi

Cada vez nos gusta más los sabores orientales y aunque no todo es sushi en la cocina japonesa, sin duda esta elaboración es una de las que más gustan a todos. Como es un plato que resulta caro si lo pedimos fuera de casa y es muy importante consumirlo bien fresco, hoy os queremos enseñar esta receta fácil de sushi, para que podáis hacerlo cuando queráis.

Ingredientes para 2 personas
Arroz para Sushi: 100 g
Alga nori
Salmón fresco: 50 g
Aguacate: 1
Pepino: 1
Vinagre
Azúcar
Sal

Preparación

Cocemos el arroz (tipo glutinoso o especial para sushi) y después lo enfriamos tras aliñarlo con vinagre, azúcar y sal.

Es conveniente tener todos los ingredientes listos a la hora de preparar el sushi, ya que deben ser productos muy frescos y no conviene perder tiempo en su manipulación. Por eso, prepararemos una juliana de aguacate y haremos lo mismo con el pepino para tenerlo listo cuando vayamos a formar los makis.

En cuanto al pescado a utilizar, en este caso cortamos el salmón eligiendo la zona de la ventresca para darle unos cortes en tiras. Con todo listo, cortamos la hoja de alga nori en dos, la ponemos sobre una esterilla o makisu forrada de film transparente de cocina dejando el lado rugoso arriba, y sobre ella extendemos el arroz presionando un poco para que se adhiera.

En el centro del arroz, colocamos las tiras de pescado, el pepino y el aguacate y opcionalmente, un poco de wasabi, si nos gusta el toque picante de este condimento. Ya solo falta enrollar el alga ayudados con la esterilla y formar un cilindro. A la hora de servirlo hay que cortarlo en 8 porciones, ayudados de un cuchillo humedecido para que no se nos quede pegado el arroz.

Con qué acompañar la receta fácil de sushi
Esta receta fácil de sushi tiene también su rito a la hora de la degustación. Podéis utilizar palillos aunque también es correcto tomar cada maki con las manos. Se moja ligeramente en salsa soja -aliñada o no con una puntita de wasabi al gusto- y se mete en la boca donde se aprecian todos los sabores. Como guarnición ponemos una ensalada de alga wakame y sésamo y unas láminas de jengibre encurtido para “limpiar la boca” entre bocado y bocado.