¿Sabías cómo surgieron los restaurantes?

El restaurante como tal nace con la Revolución francesa, el cual consta de una estructura fija formada por una sala, una cocina y una bodega donde se reunía la nobleza y la burguesía que aprendían los modales que distinguían al rústico del bien nacido.

SOBRE LA INFLUENCIA ANDALUSÍ (Otra curiosidad)

Entre 711 y 1492, la península estuvo bajo dominio musulmán, una cultura que asimilamos hasta hacer nuestra y gracias a la que introdujimos desde nuevas frutas y verduras -melocotones, albaricoques, alcachofas, naranjas, melones, sandías…- hasta preparaciones, métodos y costumbres que revolucionaron la forma de vida de entonces.

Así, en el rústico entorno de los íberos, los califas introducen un refinamiento desconocido. En el año 822, en Córdoba deciden rivalizar en lujo y esplendor con los grandes califas bagdadíes” que procedía a desgranar un banquete típico de palacio con copas de cristal en lugar de las metálicas y cuencos de cerámica.

El desfile de sabores lo abrían sopas y potajes. Y es probable que anduviera por ahí un gazpacho (sin tomate) pero como gazpacho puede provenir de caspos, (‘trozos’ de pan seco) llevaría vinagre y aceite y alguna verdura. Podía seguir un escabeche y carnes y aves muy especiadas.

Los dulces eran casi plato principal, con avellanas; confituras. El frío no tenía secretos para los árabes que llegaron con sus shorbets (sorbetes)”.