¿Tomar leche antes de dormir nos ayuda a conciliar el sueño?

Durante toda nuestra vida hemos escuchado a nuestros mayores decir que tomar un vaso de leche antes de dormir era bueno. Sobre todo para el descanso de los pequeños y nuestros padres nos decían que si tomábamos leche creceríamos más.

La leche es un alimento fundamental, ya no sólo para los niños, también para los adultos porque contiene calcio, Vitamina A y Vitamina D. Pero, ¿realmente es cierto que nos ayuda a conciliar el sueño? La respuesta es sí y te vamos a explicar por qué.

Según los expertos, la razón principal por la que la leche es buena antes de dormir es porque tiene un aminoácido llamado triptófano, que el cuerpo convierte en serotonina, conocida también como la hormona del sueño.

Un consejo: Si la leche la tomamos templada nos relajará, reduciendo los niveles de estrés del cuerpo.

Además, el triptófano también produce melatonina, una sustancia que fabrica el cuerpo cuando se hace de noche, haciendo que nuestro reloj cerebral se centre en dormir.

Por lo que tomar ese vaso de leche es muy recomendable para hacer que nuestro cuerpo entienda cuando debe de dormir en el caso de que no podamos por insomnio u otro motivo.

Para que el efecto positivo de tomar un vaso de leche antes de dormir sea mayor, conviene beberlo 15 minutos antes de irnos a la cama.

Para las personas que no les gusta la leche o tienen intolerancia a la lactosa, existen otros productos que pueden tomar antes de dormir como los plátanos, las cerezas, los cereales, el tomate, la lechuga, el pescado y los frutos secos, que le ayudarán a conciliar el sueño.

Un último consejo, hay que evitar tomar alimentos y líquidos que contienen vitamina C, como la naranja o el kiwi. Además de los que ya sabemos: cafeína, cenas copiosas…